Golpe de timón monetario

El incremento abrupto de la tasa del dólar paralelo y la proliferación de marcadores espurios de la paridad con el bolívar indican que la estrategia monetaria de Venezuela no está siendo efectiva. Apenas se anunció el petro hubo la impresión de que estos marcadores titubearon, pero pronto reiniciaron su escalada.

El petro es un instrumento financiero de gran poder. Su anclaje al precio del barril de petróleo es la base de su fortaleza y de su potencial estabilidad. El petro debe aceptarse como moneda para exportar un barril de petróleo y eventualmente cualquier bien de exportación al valor equivalente de mercado.

Debemos reconsiderar algunas cosas en la política monetaria. Por ejemplo ¿tiene sentido promover las criptomonedas imperiales, como el bitcoin, el ether y otras, aceptándolas como medios de pago de petros? Tenemos que promover el uso del petro, que es nuestra criptomoneda, no de otras criptos que son foráneas y posible competencia del petro.

Otro asunto es ¿tiene sentido darle usabilidad al petro quitándole usabilidad al bolívar? Se le han dado algunos usos al petro en franca competencia con nuestro bolívar. Tenemos que darle usabilidad al petro quitándole usabilidad al dólar y otras monedas imperiales, no compitiendo con el bolívar.

Tenemos que darle demanda al bolívar y al petro, a ambas. No ponerlas a competir, sino ponerlas a jugar para el mismo equipo: Venezuela.

Por eso es mejor que el bolívar siga siendo nuestra moneda de curso legal, como dice nuestra constitución, la que nos legó el Comandante Hugo Chávez. Y que el petro sea nuestra divisa, para que compita con otras divisas.

Nuestra mejor apuesta es: el bolívar anclado al petro y el petro a su vez anclado al petróleo. Intercambio libre entre petros y bolívares sin tener que comprar previamente divisas o criptos imperiales. Definición de una paridad entre petros y bolívares. Que podamos comprar petros con bolívares y bolívares con petros. Sacar al dólar y a otras divisas y criptos extranjeras de la intermediación entre bolívares y petros.

Los bolívares son nuestros, los petros son nuestros y ¿tenemos que usar cotizaciones adulteradas de otras monedas y criptos para comprar petros? Tenemos que querernos más.

Nuestra guía para el petro no pueden ser los atavismos economicistas. Nuestra guía debe ser la que nos enseño el Comandante Chávez: socialismo y patriotismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s