Consecuencias positivas de una revaluación

El anclaje del bolívar soberano al petro, combinado con el anclaje del petro al precio del barril de petróleo, determina que el bolívar soberano tendrá el valor de una cierta cantidad de petróleo. O sea, no podrá ser devaluado en el futuro con estrategias mafiosas como las del Dólar Today.

Esa cantidad de petróleo que valdrá un bolívar soberano está por determinarse y será consecuencia del anuncio de la tasa de conversión entre el bolívar soberano y el petro. El anclaje puede y, en mi opinión, debe, ser revaluativo del bolívar. Los efectos beneficiosos de un anclaje revaluativo son múltiples y no solamente en la economía.

Hablemos de los efectos positivos en la economía.

El efecto positivo casi inmediato de un anclaje revaluativo es que se podrá producir un equilibrio de precios de alimentos y medicinas con los países vecinos. El equilibrio de precios, es decir, que haya precios equivalentes con países vecinos, al calcularlos en divisas fuertes como el dólar o el euro, hará que muchos negocios mafiosos en las fronteras dejen de tener sentido.

El contrabando de extracción de alimentos y medicinas hacia los países vecinos, principalmente a Colombia, dejará de ser negocio, porque para que siga siendo negocio, las mafias tienen que poder comprar barato en Venezuela para vender caro en Colombia. Compran barato porque inducen una devaluación de nuestra moneda, aprovechando una escasez de dívisas extranjeras.

Por ejemplo, la carne vale 2-3 dólares el kilo en Venezuela y 6-7 dólares en Colombia. Eso presiona para que los ganaderos y demás agentes económicos de la comercialización de la carne, traten de vender la carne en Colombia o de subir los precios en Venezuela. Al revaluar el bolívar pueden suceder dos cosas al mismo tiempo: que los precios en bolívares bajen y que los precios en divisas internacionales suban. Las dos cosas a la vez. Se benefician consumidores y productores.

Otro efecto del anclaje revaluativo es que se elimina el bachaqueo de efectivo. Las mafias del contrabando de extracción necesitan efectivo, con el que pagan el contrabando y realizan sobornos. La diferencia de precios es tan grande que pagan el efectivo a dos y tres veces su valor, pero por transferencia bancaria. Si logramos un equilibrio de precios, se elimina el negocio. Protegeremos el cono monetario.

El principal efecto económico es que el salario recupera parte de su poder adquisitivo. Quizás haya que hacer una combinación de revaluación e incremento salarial. Quizás haya que esperar a una reforma tributaria para que los salarios puedan sostenerse fiscalmente. Pero un anclaje revaluativo comienza la recuperación del salario.

Con la recuperación del salario detendremos la emigración de mano de obra, especialmente de mano de obra calificada que tanto dinero ha costado al país su formación.

Hablemos de otros efectos en la vida nacional.

La pauperización del salario ha significado una regresión en la conciencia revolucionaria, al convertirnos en sujetos que estamos todo el tiempo pendientes de nuestra supervivencia. Evidentemente la guerra económica busca quebrar el fervor o espíritu revolucionario, intenta convencernos del “fracaso del modelo”. Aunque muchos revolucionarios no se dejan engañar, esta estrategia logra quebrar a muchos otros. No podemos avanzar hacia una sociedad diferente si no nos deslastramos de los efectos culturales de estar bajo un régimen capitalista.

El negocio mafioso del contrabando de extracción trae como consecuencia un deterioro ético de nuestras fuerzas públicas, en especial la policía y la Guardia Nacional Bolivariana. No es solamente que los miembros de las fuerzas públicas sucumben a las tentaciones que les ofrecen las mafias. Es que las mafias, y me han echado cuentos muy detallados, amenazan a los funcionarios y a sus familias si no se dejan sobornar. Ponen a nuestros funcionarios entre la espada y la pared.

Todo el mundo ha percibido un proceso de deterioro de la confianza en nuestros funcionarios públicos, producto de los sobornos y el matraqueo que algunos funcionarios practican. Esto es gravísimo para la Revolución, que tiene como uno de sus pilares fundamentales la unión cívico-militar.

Tenemos que hacer que el contrabando de extracción y la enorme disparidad de precios, observable incluso en el territorio nacional, termine. El anclaje revaluativo permitirá equilibrar los precios, eliminando la causa más importante de los problemas descritos en este artículo.

Cito por último, aunque no es menos importante, el hecho de que con un bolívar ultra devaluado, agentes externos violan nuestra soberanía con pocas divisas, que se convierten en muchos bolívares. El financiamiento de actividades terroristas les sale muy barato en términos de pago a sicarios y otros delincuentes. Desde el sabotaje del sistema eléctrico y de las telecomunicaciones, hasta los intentos de magnicidio. No es que vayan a terminar este tipo de acciones contra nuestra patria, es que habrá menos financistas y menos episodios, porque les saldrá mas caro con un bolívar revaluado.

La buena noticia es que este anclaje revaluativo es factible y que el Gobierno del Presidente Maduro ha tomado conciencia del efecto positivo del anclaje bolívar-petro, lo que se deduce de los anuncios económicos realizados recientemente.

El anclaje revaluativo bolívar-petro no es la única medida, por supuesto. Tendrán que venir otras acciones, pero serán acciones más fáciles de ejecutar en un contexto de estabilización monetaria. ¡Venceremos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s