Una Ley de Control de (Movilidad de) Capitales

El efecto destructivo del dólar de guerra económica se ha basado en que se devalúa constantemente. Es una estrategia para crear un gran diferencial de precios de todos los bienes en Venezuela, de modo de mantener el negocio mafioso de comprar barato en Venezuela para vender en Colombia a precios mucho más elevados.

La mejor manera que tenemos a la mano para combatir la influencia del dólar de guerra económica es la libre convertibilidad entre bolívares y petros, a la paridad definida en el anclaje, BsS 3600 por petro. El estado venezolano tiene músculo para emitir petros suficientes como para que no sea una oferta escasa y la oferta de petros sin escasez hará insustancial al dólar paralelo. Como mucho sobreviviría a un nivel muy cercano a la tasa derivada del precio del petro, pero sin distanciarse permanentemente.

El hecho de estabilizar el tipo de cambio ya es un elemento que reduce el estímulo a refugiar los patrimonios monetarios en otras monedas. Sin embargo, es necesario adoptar otras medidas y poner en vigor una Ley de Control de Capitales para reducir sustancialmente el riesgo de fuga de capitales, definiendo el uso racional del petro. Especialmente en el escenario actual, después de la derogación de la Ley de Régimen Cambiario y sus Ilícitos.

¿Cómo caracterizamos el problema que debemos prevenir? Consideremos, como ejemplo, este escenario: alguien cambia bolívares por petros, luego va a una casa de cambios internacional y vende los petros. Obtiene dólares que luego deposita en el exterior, sin contraprestación para el país en importaciones. Evidentemente eso es fuga de capitales. Si esto sucede masivamente, sería un problema. Afortunadamente podemos impedirlo con un mecanismo sencillo.

Bases para una Ley de Control de Capitales fundamentada en el petro

Es muy importante que se cumplan estas condiciones para que una Ley pueda definir el uso racional del petro:

1) El petro no debe ser moneda de curso legal en el país. Para eso está el bolívar, que no tiene uso más allá de nuestras fronteras. El petro puede ser unidad contable, pero la única moneda para todas las operaciones de compra-venta de bienes muebles e inmuebles, exigible como pagos en registros y notarías, y sobre todo para el pago de impuestos nacionales, debe ser el bolívar soberano. Un petro que circule libremente en el país dejará de ser rastreable y se correrá el riesgo de fuga de capitales.

2) El Estado no debe inyectar divisas extranjeras para estabilizar el mercado cambiario, sólo petros, ya que el petro es una criptomoneda auditable por estar implementada sobre una cadena de bloques o blockchain. Al ser el petro la única divisa que el estado venezolano cambia por bolívares soberanos, toda inyección de petros dejará trazas auditables que podrán ser usadas para verificar en un tribunal el uso racional del petro.

3) El petro sólo puede ser cambiado por bolívares en un único punto de venta o cambio definido por el Estado. Esta institución, que llamamos la Casa de Cambio del Petro, debe tener condiciones estrictas de registro de usuarios. Sólo podrán registrarse empresas y personas naturales debidamente identificadas. La Casa de Cambios del Petro podría exigir fianzas para cambios de grandes cantidades de petros, que permitan dar garantías adicionales sobre el uso del petro.

4) Con el fin de mantener un primer nivel de control sobre la masa monetaria de petros cambiados por bolívares, es aconsejable que la Casa de Cambios del Petro esté asociada al Banco Central de Venezuela, con el objeto de retirar los bolívares del circulante al convertirlos por petros.

5) Los petros podrán ser cambiados por otras divisas en casas de cambio privadas, porque ya existe registro de la posesión de dichos petros en el blockchain del petro. Las divisas obtenidas son las que los agentes económicos nacionales podrán usar para realizar importaciones, cuyos registros deben quedar en las aduanas.

6) Se debe proveer mecanismos de transparencia para las operaciones de aduanas. Toda importación y toda exportación debe quedar registrada de modo transparente, por ejemplo en un blockchain de aduanas, con la finalidad de que pueda verificarse.

Restricción básica para el uso de los petros

La Ley de Control de Capitales deberá establecer, en primer lugar, que toda operación de compra de petros registrada en el blockchain del petro deberá tener una contrapartida de valor equivalente en una operación de importación de bienes debidamente registrada en el blockchain de aduanas.

La Ley de Control de Capitales establecerá así primer un mecanismo de control posterior, perfectamente auditable y verificable por un tribunal de la República.

Ha habido mucha discusión sobre la necesidad del control previo para el otorgamiento de divisas, tal y como fueron los casos de Recadi y Cadivi. Sin embargo, estos mecanismos han resultado no ser lo suficientemente efectivos como para evitar cuantiosas fuga de capitales. Al contrario, la historia ha demostrado que de todos modos era necesario el control posterior, aún en esos casos de implementación del control previo.

Otros usos aceptables de divisas, como la asistencia a congresos científicos o eventos deportivos o de intercambio cultural, pueden ser financiados directamente por el Estado. En última instancia, cualquiera podría acudir a las casas de cambio privadas, donde conseguirá un dólar a una tasa cercana a la que obtendría comprando petros.

Puede haber otras restricciones adicionales para el uso del petro como moneda de pago de importaciones o como medio de acceso a otras divisas, como la que se explica a continuación.

Estructura Monetaria de Costos

Se introduce aquí un concepto que permitirá establecer un nuevo parámetro para el uso racional del petro. Este concepto permitirá establecer una incidencia más directa de la politica monetaria en la creación de un tejido productivo nacional.

Definamos Estructura Monetaria de Costos como la composición de los costos de cada ciclo de producción que tiene una empresa o industria, en términos de (1) los costos en bolívares soberanos, (2) los costos en divisas propias y (3) los costos en petros o en divisas obtenidas a partir de los petros.

En estos términos, el rentismo petrolero se puede describir como una hipertrofia del componente (3) en relación con los componentes (1) y (2). Por ejemplo, una importadora tiene costos de tipo (3) elevados.

De igual modo, un ciclo de producción con un componente (1) elevado, indica que el ciclo de producción se realiza principalmente con compras nacionales, lo cual es sano. Si la mayoría de las empresas tienen un componente (1) mayoritario, eso es indicador de un tejido productivo nacional.

La Ley de Control de Capitales podría establecer que el componente (3) de la Estructura Monetaria de Costos no debe sobrepasar un determinado porcentaje del costo total del ciclo de producción. Esto es verificable con el blockchain del petro y con facturas que podría presentar la empresa auditada. Por lo tanto, quien incumpla está expuesto a tener que rendir cuentas ante un tribunal.

Estamos asi creando un esquema que permite ejercer política monetaria para incidir en la política de desarrollo industrial.

Conclusiones

La politica de creacion de una divisa propia, el petro, no solamente tiene un enorme potencial en la estabilización del tipo de cambio y de la inflación. Puede incidir positivamente en el estímulo a la producción nacional.

La necesidad de implementar la libre convertibilidad entre petros y bolívares para estabilizar el tipo de cambio trae consigo la necesidad de establecer unas reglas claras para el uso de los petros.

Al estar el petro implementado sobre una tecnología auditable, se puede elaborar una Ley que regule su uso racional en función de aumentar la producción nacional de bienes y servicios.

A través de la definición de un concepto sencillo, la Estructura Monetaria de Costos, podemos encauzar el uso de petros como un apoyo controlado al desarrollo sano del tejido industrial y productivo.

La propuesta presentada es una solución integral al problema potencial de fuga de capitales que puede tener la libre adquisición y posesión de petros. Es un problema que podría presentarse en el futuro y que debemos abordarlo de una vez, para prevenirlo. ¡Venceremos!

Anuncios

Un comentario sobre “Una Ley de Control de (Movilidad de) Capitales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s