El Peligro de las Criptos

(Correo del Orinoco, 1/11/18)

Parte de la euforia mundial sobre las criptomonedas es que le quitan poder a los estados. La moda de las criptos ha traído aparejado un rechazo a las instituciones, en especial a los bancos centrales, por monopolizar la emisión de dinero.

Es oportuno recordar que el petro se distancia conceptualmente de las criptos especulativas, por varias razones. Es una criptomoneda estable (stablecoin), su emisión no es limitada y no es descentralizada, es decir, el estado venezolano tiene el control de la emisión y del blockchain del petro.

Detrás del fomento desde cierto sector privado al uso de criptos especulativas en Venezuela hay una estrategia (no tan) velada de debilitamiento del Estado y de la Revolución Bolivariana.

Los propulsores de las criptos van mercadeando sus monedas, dando conferencias como pastores evangélicos de Pare de Sufrir, transmitiendo un mensaje de trasfondo anarco-capitalista.

Recaudación de impuestos

Los cripto-pastores ofrecen espejitos a su audiencia, alegando que con las criptos no hace falta tener bolívares. Esto deteriora la imagen de un elemento de unidad nacional como es nuestra moneda.

Prometen que con sus criptos se puede comprar bienes en no-se-cuántos comercios, cifra que irá subiendo. Ocultan que esos comercios podrían evadir el pago de IVA y el impuesto sobre la renta (ISLR) al recibir un pago que no se registra en las máquinas fiscales del Seniat.

Si queremos una economía post-petrolera, los impuestos tienen que provenir equilibradamente de todos los sectores económicos, no sólo el petrolero, sectores que deberían incrementar su producción y su productividad.

El estado venezolano está constreñido para aumentar el sueldo mínimo porque tiene una recaudación fiscal insuficiente. Son los impuestos, en especial el ISLR, los que pueden financiar una nómina estatal de salarios dignos, además de los costos de salud y educación.

Anonimato como anti-valor

En la propuesta de la Ley del Sistema Integral de Criptoactivos, por discutirse en la plenaria de la Asamblea Nacional Constituyente, se omite el registro de datos de cuentahabientes del petro y otras criptos, dejando la puerta abierta al anonimato.

En el sistema bancario, abrir una cuenta implica el registro, por Ley, de información detallada del cuentahabiente, sea persona natural o jurídica. Esta información puede ser utilizada en investigaciones sobre ilícitos como blanqueo de capitales, pagos ilegales, etc.

El anonimato, que no es lo mismo que la privacidad, es peligroso. Elimina la posibilidad de hacer control de fuga de capitales, el problema económico más pernicioso de Venezuela. Por si fuera poco, le ponemos en bandeja de plata a los enemigos de la Patria el argumento falso de que Venezuela fomenta ilícitos como tráfico de drogas y lavado de capitales, entre otros.

El petro, como cripto estable, estatal y transparente, es una fortaleza de nuestra economía, las criptos especulativas y anónimas pueden socavar nuestra Revolución, si lo permitimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s